Miércoles 23 de Agosto, 2017
2017-07-28
Recomendaciones para evitar la salmonella en verano

C_SALUDABLE

Con la llegada del verano y sus altas temperaturas, las enfermedades suelen acentuarse, sobre todo aquellas que afectan el aparato digestivo. De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salmonella, género de bacterias que pertenece a la familia enterobacteriaceae, ocasiona una de las enfermedades más recurrentes en temporada de calor: la salmonelosis. Es por ello que Ecolab, líder mundial en tecnologías, productos y servicios de agua, higiene y energía, recomienda prevenirse ante este padecimiento a través del cuidado de los alimentos.

Hasta el momento se han identificado 2500 serotipos de salmonella y aunque hay algunos que afectan a determinadas especies, hay otros que pueden representar un gran riesgo para las personas, pues si bien muchos no requieren tratamiento, algunos podrían ser mortales.

“La salmonelosis es una enfermedad ocasionada por la salmonella y puede tener varios síntomas que no aparecen sino hasta después de seis a 72 horas de haber ingerido algún alimento contaminado, ya que éste suele ser la principal vía de exposición”, indicó Tanya Tristán, del departamento de Investigación y Desarrollo de Ecolab. 

De acuerdo con Tristán, proteger los alimentos y los espacios, así como los utensilios dedicados a su preparación adquiere mayor importancia en esta temporada, para ello, la brinda las siguientes recomendaciones: 

1.         Lava tus manos frecuentemente. Es importante lavar tus manos antes y después de ingerir cualquier alimento.

2.         Mantén limpias las áreas de preparación. La manipulación de alimentos es muy delicada, por lo que al empezar y durante el transcurso de la preparación de los alimentos deberás limpiar el área que utilizas.

3.         Evita la contaminación cruzada. Los alimentos sin cocer suelen contener microorganismos que pueden infectar la comida ya cocida. Ante ello, es importante separar muy bien las carnes crudas (así como los utensilios para manipularlas) de la carne ya cocida y de los vegetales y frutas.

4.         Cuece bien las carnes. Es una recomendación muy importante, antes de ingerirlos, cuece bien aves, carnes y huevos.

5.         Lava frutas y verduras. Para garantizar un lavado exitoso puedes utilizar desinfectantes especiales para estos alimentos.

Estas sencillas medidas preventivas hacen la diferencia entre la enfermedad y la salud.