Miércoles 23 de Agosto, 2017
Redacción 2017-06-25
Carboxiterapia con CO2, la opción no quirúrgica para mejorar la piel

C_BELLA

El oxígeno es un componente necesario para nuestro cuerpo y es un buen aliado para lucir una piel radiante, pero el dióxido de carbono también lo es. Aunque todavía no se conoce demasiado, sus aplicaciones a nivel médico estético son muchas y muy interesantes. 
 

Consciente de esta realidad,  la Carboxiterapia facial y corporal, un método no quirúrgico que consiste en la administración de pequeñas dosis de CO2 médico en el tejido subcutáneo. Este se distribuye rápidamente por los tejidos adyacentes, desempeñando una potente actividad vasodilatadora a nivel micorocirculatorio y consiguiendo aumentar el flujo sanguíneo en el tejido dérmico y adiposo, logrando así múltiples beneficios.

Si el tratamiento es corporal, es posible combatir eficazmente la celulitis, facilitar la eliminación de líquidos y toxinas, tratar la grasa localizada, devolver la firmeza, mejorar el aspecto de las estrías y las cicatrices y otorgar un aporte de hidratación extra. Si es facial, se consigue redibujar el óvalo facial corrigiendo la flacidez, frenar y disminuir bolsas y ojeras, mejorar el aspecto de las cicatrices, normalizar la pigmentación cutánea, suavizar línea de expresión y arrugas y también, proporcionar un extra de hidratación; además de ayudar a frenar y prevenir la caída del cabello.

El número de sesiones varía como siempre dependiendo de cada caso y de las necesidades concretas de cada persona, además, dependerá de si el tratamiento es facial o corporal. Será el médico el que lo determine. 

Fuente: estetic.es

Imagen: pixabay